Evita los posibles ciberataques a tus redes sociales utilizando Lynn

Así es, ni las redes sociales se escapan de los ciberataques. Aunque, ¿cómo los ciberdelincuentes no van a atacar, si la mayoría de los usuarios de internet las consume?

Las redes sociales son el actual sitio de encuentro de las personas, más ahora en pandemia. De hecho, según el estudio “Epidemia, Apps y Cambios de hábito”, durante el año pasado los chilenos pasaron de estar 18 a 22 horas semanales, utilizando sus redes sociales. Con estas cifras… ¿dónde más van a atacar los hackers?

Tipos de ciberataques en redes sociales

Suplantación de identidad con el hackeo de cuentas. Los ciberdelincuentes pueden entrar en tus redes sociales, logrando robar toda tu información. Sin embargo, ¿cómo consiguen entrar en tu cuenta? Fácil: probando diferentes tipos de contraseñas (normalmente las que consideran más débiles), como también enviándote un enlace para que hagas log-in y actualices ciertos datos con el fin de quedárselos.

Utilización de fake news. Estas han crecido de forma exponencial este año gracias a la pandemia. Y son todas esas noticias falsas que circulan por la red, que logran llamar tu atención, ya que poseen un título bastante atractivo. En efecto, cuando haces click en el enlace, te lleva a una página fraudulenta, en la cual se puede “contaminar” tu equipo de virus.

Uso del famoso phishing. Este se cuela por medio de las redes sociales, en especial Facebook e Instagram. Te envían un correo electrónico, en el cual se te invita a aceptar las nuevas políticas de seguridad. Cuando haces click en el enlace, se te redirige a una copia -casi- idéntica a la de la aplicación para que inicies sesión.

¿Cómo no ser víctima? ¡Utiliza Lynn!

Si unimos todos los puntos mencionados y buscamos las similitudes, nos damos cuenta de que, si bien los ataques son generados por ciberdelincuentes y ellos son los culpables, las mismas personas somos las que dejamos que esto ocurra. Es recomendable utilizar la Inteligencia Artificial (IA) en tus redes sociales, para que ellas operen de manera integrada y automatizada. Por ello, con Lynn tu negocio estará seguro.

Podrás tener conversaciones multiturno sin errores. ¿En qué consiste? Una vez que se haya identificado una intención, se solicita al usuario la información necesaria para satisfacerla. Ejemplo de ello, si él quiere reservar un hotel, se le preguntará su ubicación, fecha de llegada, cantidad de noches, entre otras cosas. Con esto, podrás contar con la información necesaria para dar cuenta de que realmente se requiere el servicio.

Podrás implementar preguntas o instrucciones de utilidad. Lynn proporciona dos tipos de preguntas: de confirmación, que te permitirán confirmar una acción antes de realizarla; y de tratamiento de errores, que solicitan al usuario que repita la entrada, para así tener mayor claridad. Con esto, podrás generar tus preguntas de seguridad, a fin de que confirmes la realidad de los datos.

Cabe mencionar que, en caso de que la entrada de hablar de un usuario no es clara, no se tomará en cuenta y podrás configurar Lynn para que pida al usuario que repita la información. Por ejemplo: “Lo siento, pero no entendí su respuesta” o “¿puede repetirlo?”. ¿Maravilloso, no? Lynn, hará todo esto por ti.

Podrás encadenar las intenciones. Con Lynn conseguirás transferir el control, dinámicamente, de una intención a otra en función de la entrada del usuario final. Esto te permitirá simplificar conversaciones complejas. Y de esta manera, evitarás confusiones y posibles errores.

Por último, ¡atiende todas las interacciones de tus clientes en una sola plataforma!

Si quieres conocer más sobre nuestros servicios, puedes comunicarte con nuestro equipo aquí. Además, síguenos en nuestro Facebook e Instagram.